Maniobra de Valsalva

 

La maniobra de Valsalva es una exploración habitual en clínica, para explorar el sistema parasimpático. Consiste en lo siguiente:

METODOLOGÍA EMPLEADA EN CLÍNICA.

 

Un paciente sentado sopla por un tubo de goma de un manómetro (40mm) durante 15 segundos. Y se registran los 20 segundos postpresión (se marca el inicio y final de la fase de presión). Se realiza 3 veces con un intervalo de un minuto, entre cada vez.

El índice de Valsalva (IV) se considera a la relación entre el intervalo RR más largo del ECG, obtenido en postpresión, y el RR más corto, en presión. 

IV=RR postpresión/RR presión.

En condiciones normales, este índice se encuentra entre (1,2 –3,0). Un resultado dudoso estaría en el intervalo (1,11 - 1,2). Y un índice de Valsalva menor ó igual que (1,1) sería anormal.

METODOLOGÍA EMPLEADA EN ESTE EXPERIMENTO.

 

La maniobra de Valsalva consiste en hacer una inspiración forzada contra la glotis cerrada; aproximando las cuerdas vocales (como cuando tosemos).
 

 

En el laboratorío de Fisiología de la Facultad de Medicina de la UAM realizamos la maniobra de Valsalva para coroborrar los cambios de la presión arterial del siguiente modo:

 

 

 

0

1

2

3

Medida de la presión arterial antes de realizar la maniobra.

Se procede a la inspiración fuerte.

Mantenimiento del aire contra la glotís cerrada.

Expulsión del aire y relajación de los músculos torácicos.

 

A continuación mostramos el video integro de la Maniobra de Valsalva.

 

 

 

 

 

FISIOLOGÍA DE LA MANIOBRA DE VALSALVA.

¿Qué es lo que ocurre?

Al espirar contra la glotis cerrada; aumenta la presión intratorácica, y afecta a la presión arterial, mediante cambios en el retorno venoso.

Aumenta la presión arterial al inicio del esfuerzo, por el aumento de presión intratorácica, sumado a la presión aórtica. Y luego desciende la presión arterial, porque la gran presión intratorácica comprime las venas. En consecuencia, disminuye el retorno venoso y el gasto cardíaco. La disminución de la PA inhibe los barorreceptores, produciendo taquicardia (aumenta la resistencia periférica).

Posteriormente al Valsalva; al abrir la glotis: regresa a la normalidad la presión intratorácica. Se restaura el gasto cardíaco pero hay vasoconstricción de los vasos periféricos. Al incrementarse la PA, se estimulan los barorreceptores para  producir bradicardia. Entonces regresa la presión a los valores normales.

 

 

Este experimento supone, entonces, no sólo una prueba clínica para elaborar un posterior diagnóstico médico. Nos permite verificar la función de los barorreceptores encargados de detectar los cambios de la PA, en respuesta a períodos breves de esfuerzo.